Pasar una mala racha

Cómo emprender en tiempos de cuarentena?

Sos emprendedora o tenes ganas de serlo? Consultamos a Male Provensal para que nos diera sus tips.

Male tiene 10 años de experiencia asesorando más de 1000 emprendedores en América Latina, dirigiendo un fondo de inversión de USD 6 Millones y acompañando en desarrollo de innovación a 10 de las corporaciones más grandes de Argentina.

También es miembro del Ecosistema Emprendedor de Córdoba, Directora de la Fundación Global Shapers y Embajadora en Córdoba de la Asociación Argentina de Emprendedores.

 

¿Cuántas veces tuviste una idea pero no supiste cómo llevarla a cabo? ¿O te frustraste al querer desarrollar un proyecto?

Los emprendimientos surgen en cualquier momento y cualquier persona es capaz de emprender, pero debe seguir ciertos pasos y poner un esfuerzo extraordinario. Cuando las presiones financieras agobian, muchas quieren salir en búsqueda de alternativas para generar dinero, y se lanzan detrás de negocios o proyectos sin pensarlo.

En este artículo, te voy a explicar porqué es importante aprovechar este tiempo para desarrollar las habilidades de crear y emprender, y te voy a dar 6 simples sugerencias para empezar un emprendimiento o sacarle mayor provecho a tu negocio actual.

¿Qué es emprender, y Porqué es importante?

Crear productos y servicios a conciencia, que atiendan una necesidad importante y colocarlos de manera rentable en un mercado, es básicamente lo que yo llamo emprender.

Desde una idea a la realidad se constituye la primer etapa del largo camino de los emprendedores. Ya sea algo innovador (una app para dedicarte tiempo a vos misma, como es For_Me), o que estés queriendo crear tu negocio sobre algo ya existente (un nuevo restaurante), tienes que poner el esfuerzo necesario para hacerlo. Esto requiere de organización, planificación y aprendizaje.

Las grandes transformaciones, los verdaderos cambios que hicieron a la civilización como hoy la conocemos, se dieron a partir del esfuerzo y el incansable trabajo de emprendedoras y emprendedores que vieron una oportunidad, o tuvieran una necesidad y desarrollaron una solución alrededor.

Es por eso que, en estos tiempos más que nunca, es muy importante que todxs desarrollemos las habilidades necesarias para crear y entregar valor, y recibir una retribución a cambio.

Cómo emprender en cuarentena?

Vamos a ver, estamos encerradas en nuestras casas, con acceso a internet, con privilegios. Seguramente estén preocupadas por cómo van a llegar a fin de mes o como van a hacer el mes siguiente.

Si bien algunas realidades no van a cambiar inmediatamente, es importante hacer del tiempo para desarrollar habilidades, aunque éstas no nos traigan beneficios inmediatamente. O eso creemos.

El trabajo es funcional a nuestras vidas, nos brinda el sustento necesario para comer, pagar la renta, comprar cosas, etc. También es algo que ocupa nuestras cabezas y nuestro tiempo. Si hoy no tienen eso, entonces este es un buen momento para aprovecharlo. Ahora si por el contrario, están tapadas de trabajo en esta cuarentena pero aún tienen ese deseo de aportar, de crear, entonces ésta también es una oportunidad.

Mapear los actores

Lo primero que debemos recordar, es que todo lo que hacemos no lo hacemos solos, lo hacemos por y para nuestros clientes, con nuestros clientes, socios, colegas. Entonces, una buena forma de poner esto de emprender en perspectiva, es verlo de manera colaborativa, donde nosotras ponemos nuestro talento y habilidades al servicio de aquellos a quienes le podamos agregar valor. No es vender, no es fidelizar, no es meter en un embudo simplemente y lograr que compren. Es brindar, es servir, es aportar.

Por eso, la primer pregunta que debes hacerte es ¿A quien quiero servir? ¿A quienes le quiero aportar valor con mi producto o servicio? Es muy importante que conectes tus intereses y pasión con un público. A partir de ahí vas a poder enfocar mejor tu proyecto. 

Definir tu enfoque y aprender

Ahora, que ya sabes quienes son los jugadores en el área de tu proyecto, puedes enfocarte en un desafío específico. Por ejemplo, si tu proyecto está en el área de la gastronomía, puedes elegir servir a los cocineros que están en casa sin poder ir a trabajar al restaurante.

O si tu idea está en el ámbito contable, puedes aportar valor a aquellxs emprendedorxs o dueñxs de empresa que están transitando tiempos difíciles al tomar decisiones financieras para la supervivencia de sus negocios.

No intentes pensar en la solución en este momento. Se que esto suena anti intuitivo, y confuso, y que naturalmente tus ideas quieren salir a la luz, pero aún no es el momento. Espera. Ahora necesitas hablar con esta gente, y conocer su verdadera realidad. Recolectar información. Emprender es aprender, y es momento que aprendas de tus potenciales usuarios. Otra pequeña barrera, lo se.

Pero tienes llamadas, mensajes de whatsapp, todos los medios para contactarte. Encuentra 5 personas que creas tengan ese problema que identificaste, y en 15 minutos preguntales acerca de su realidad actual, ni pasado, ni futuro, como están hoy. Información es poder, poder decidir

Momento decisivo

Bien, vas muy bien hasta aquí. ¿Ya llamaste a tus 5 jinetes? Bueno, ahora con esa información, pregúntate cómo podrías resolver alguna necesidad específica de las que surgieron en esas conversaciones.

Escribe esas preguntas, no las respondas..simplemente escribe. Puedes escribir a medida que tienes las llamadas, o inmediatamente después. Una vez que tengas una lista larga, deberás elegir, y cómo estas sola/o tu criterio es el único que importa, así que elige.

Ahora llegó el momento más divertido, ¡Las soluciones! Ahora sí es momento de ponerte creativa, buscar todas esas ideas guardadas en tu cabeza, investigar en Google que es lo que ya existe, que puedes copiar, como lo puedes hacer. Es momento de hacer llover ideas. Para el consuelo de quienes creen no tener creatividad (la cual se desarrolla como cualquier habilidad), pueden acudir a amigos, familiares, internet, lo que sea para sacudir las ideas.

Y finalmente va a llegar el momento de elegir, tomar una decisión. Nada es para siempre, así que decidan y avancen. No se me queden ahí varadas. Puedes votar e ir reduciendo las ideas, agrupar algunas, pero finalmente deberás quedarte con sólo una idea y avanzar.

Llevarla a cabo...y eso ¿dónde queda?

¿Y ahora qué? Ahora si salimos a la cancha. Que rápido ¿no? Bueno aquí está la clave, en poder salir lo más rápido que puedas al mercado.

Una verdadera perfeccionista es aquella que lanza rápidamente su producto al mercado y lo prueba una y otra vez, lo mejora y vuelve a lanzarlo. Sin retroalimentación de un público real en un contexto real (lo más real posible) no tienes información para tomar decisiones, no sabes cómo continuar o que seguir mejorando o agregando a tu producto o servicio. Hay que probar y rápido.

¿Recuerdas esas preguntas que te hacías hace unos momentos? Las respuestas están en esta prueba. Con la información, las respuestas y los comentarios de tus potenciales usuarios tienes que asegurarte que tu producto o servicio responda a esas preguntas iniciales.

Si el resultado es que no, entonces debes aprender qué mejorar, qué hacer distinto, y no decidirlo con tu instinto solamente. Si la respuesta de tus clientes es positiva, entonces continúa expandiendo tu oferta, hazla llegar a más gente. Tu objetivo es conseguir más información, para aprender más.

Y recuerda, que algo funcione no signifique que esté listo, la mejora debe ser continua. Puedes empezar con pruebas gratis, pero te sugiero que cobres por tus servicios y productos, que recibas esas respuestas en forma de dinero. Ahí es cuando se define realmente si solucionas un problema

Volver a empezar, otra vez

Medir, aprender, mejorar, hacer. Medir, aprender, mejorar, hacer. Ese es el ciclo que debes seguir. Una vez que comenzaste no debes parar, no debes conformarte con los primeros resultados. Puede haber sido suerte o casualidad.

La rueda empezó a girar, que es lo más difícil, ahora hay que continuar empujándola. Define una manera en la que vas a recolectar y registrar tus aprendizajes, la información que recibas de tus clientes, qué funciona y qué no funciona, qué puedes seguir mejorando.

Si un cliente te compró una vez y después no lo vuelve a hacer o no te recomienda con otra persona, puede haber un problema y tu trabajo es averiguar cuál es. ¿Cómo haces para saberlo?

Encuentra maneras creativas, o simplemente preguntas a tus clientes ¿Me recomendaste ya? ¿Por qué no? O ¿Por qué no volviste a comprarme? Parece hacer el ridículo pero no lo es, es clave y es lo que hace la diferencia al final del día.

Crea índices, tasas, cuántos clientes nuevos tengo, cuántos me dejan de comprar, cuántos me siguen comprando, aprende de tu negocio.

Y si los números o las tablas de excel “no son lo tuyo”, pide ayuda y aprende. Es muy importante que sepas de esto y lo domines. Va a ser clave para hacer crecer tu negocio.

¿Cómo hacer todo esto desde casa?

Si lo tuyo es arreglar computadoras, puedes asesorar sobre cómo hacerlo. Si lo tuyo es vender muebles hechos a mano, puedes vender por adelantado. Si lo tuyo es enseñar a hacer jardinería, puedes enseñar online. Si lo tuyo es la gestión, puedes entrenar a otras personas a través de cursos por video llamada. Hay miles de formas, de transformar lo que estabas haciendo en tu anterior normalidad, y convertirlo a nuestra nueva realidad. Sólo es cuestión de creatividad, dedicación y aprendizaje.

¿Frustración? Seguro, a todas nos pasa. Supéralo. ¿Miedo? Seguro, a todas nos pasa. Enfréntalo. ¿No tienes tiempo? Seguro, todas tenemos las mismas 24 horas. Duerme menos, pide espacio a tu familia, asegura al menos 2 horas al día para ti y tu proyecto. ¿No sabes cómo hacerlo? Pide ayuda. Prueba. Aprende.

Tips y recordatorios para emprender

#1 Todo lo que hagas, puedes hacerlo por internet de alguna forma u otra. 

#2 Lo máximo que puedes “construir”en un día, es con lo que debes salir al mercado. No esperes más. 

#3 Herramientas como Power Point, Canva, POP de Marvel, te van a permitir convertir tu propuesta en realidad.

#4 El miedo se supera atravesándolo. La vergüenza, la vagancia, o los vicios nos impiden salir al mercado y eso es una pena, porque así no se logra nada. Haciendo nada, se logra nada. 

#5 Aprender es lo más valioso de emprender. De ahí vienen las mayores ganancias (monetarias y de otros tipos también). 

#6 Recuerda siempre que estás sirviendo, que estás aportando valor. De ahí viene la satisfacción y también la motivación.

Tomá acción ahora

Si quieres más información acerca del proceso de emprender, te invito me sigas en mis redes sociales.

También puedes consultarme, y trabajar juntas para ayudarte a crear tu emprendimiento o desarrollar el que ya tengas en marcha.

Una Respuesta

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *